Tratamiento de la disgrafía

El tratamiento de la disgrafía abarca una amplia gama de actividades que podrán ser creadas por el docente ya que tiene en su poder el registro de errores que comete el niño. Se recomienda llevar un cuadernillo o carpeta aparte de la del trabajo en aula, para facilitar la inclusión de nuevos ejercicios y la corrección minuciosa. Sigue leyendo

Disgrafías más comunes

Ejecución de la forma
1.Escritura en superficie infantil: El en conjunto del texto, predominan las curvas n detrimento de los bastones por una incapacidad para ejecutar trazos rectos, firmes y seguros.

2.Escritura redondilla: La norma caligráfica tiende a ovalar las letras redondas y en consecuencia las letras de la zona media son más altas que anchas. Los bucles son más largos que anchos.

3.Ausencia de movimiento: El niño no ha alcanzado todavía el movimiento cursivo. Las letras son colocadas sobe la línea como objetos Ejecutadas aisladamente y el grafismo no da ninguna impresión de movimiento hacia la derecha. Sigue leyendo

Características de cada edad

5 años
El niño de 5 años se siente orgulloso de sus primeras ejecuciones gráficas y aunque sorprende la seriedad con las que las realiza, al no sentirse obligado, lleva a cabo su tarea sin ninguna crispación. Escribe muy despacio, letra a letra. Es tan lenta y descompuesta la escritura que se puede describir la sucesión de los diversos trazos utilizados. Ejecuta toda una gama de movimientos que tenderán a desaparecer más adelante. Sigue leyendo

Los elementos genéticos

Para interpretar cualquier grafismo, sabemos que es fundamental valorar los rasgos siempre en función del entorno gráfico en donde se encuentran, nunca aisladamente. Con la escritura infantil ocurre lo mismo pero además hay que saber entresacar los elementos que están en la escritura pero que, en principio, nada tienen que ver con el niño sino más bien con el proceso de aprendizaje de escribir. Sigue leyendo

Inmadurez afectiva

Es muy importante el rol que juega la afectividad, su nivel de armonía con las funciones intelectuales, control o descontrol, intensidad, modo de reaccionar. La madurez afectiva se da cuando el niño es capaz de ir adquiriendo cierto nivel de autonomía respecto de los otros, en términos psicoanalíticos, adaptándose adecuadamente al principio de realidad y gestionando equilibradamente el control del principio de la autosatisfacción. El afecto tiende a unir, a hacer equipo, a la amistad, a la confraternidad… los afectos son mucho más intensos que los sentimientos y abarcan todo el conjunto anímico, son energía instintiva con carga emocional desprovista de control intencional. En el gesto gráfico encontramos la expresividad del carácter rico en significado pues en el gesto gráfico hallamos la confluencia de lo social al ser vehículo de comunicación y lo individual. Sigue leyendo